6 de octubre de 2009

// // 1 comment

El proceso de adopción en la legislación española - II





    3. procedimiento y trámites

    El principio de igualdad de los hijos ante la ley, con independencia de su filiación, viene consagrado en los artículos 14 y 39 de la Constitución Española de 1978 . Consecuente con el sistema constitucional, el legislador ordinario reguló el régimen de filiación por la Ley 11/1981, de 13 de mayo, y concretamente, en el nuevo artículo 108 del Código Civil, superando anteriores situaciones discriminatorias en base a las diferentes clases de filiación existentes en el antiguo régimen, distingue entre filiación por naturaleza -basada en vínculos biológicos-, matrimonial y no matrimonial, y filiación por adopción. Tras la reforma del Código Civil por Ley 11/81, de 13 de mayo, la filiación puede tener lugar por naturaleza o por adopción, equiparándose ambas clases en sus efectos, conforme a las disposiciones del Código Civil (artículo 108 C.C.). La concepción de la adopción responde a la idea de la filiación jurídica en contraposición con la filiación biológica o por naturaleza.

    La regulación de la adopción ha sido objeto de sucesivas reformas desde su redacción originaria en el Código Civil de 1889, por la Ley de 24 de abril de 1958; Ley 7/70, de 4 de julio; Ley 11/81, de 13 de mayo; Ley 21/87, de 11 de noviembre, reformada por Ley Orgánica 1/96, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil y por la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio, que da nueva redacción al apartado 4 del artículo 175.

    El Código Civil regula esta materia en los artículos 175 a 180. Las características comunes a todo proceso de adopción son básicamente las que se destacan a continuación:

  • Se protege el interés del menor sobre cualquier otro.

  • La adopción requiere la intervención estatal.

  • El Juez es la única persona capacitada para aprobar una adopción nacional (es decir, respecto a persona que tuviera nacionalidad española).

  • La adopción se constituye por resolución judicial y tendrá siempre en cuenta el interés del adoptado y la idoneidad del adoptante o adoptantes para el ejercicio de la patria potestad.

  • La adopción extingue el vínculo del adoptado con su familia natural. Por excepción, seguirán existiendo vínculos jurídicos con la familia paterna o materna del adoptado en cualquiera de los siguientes supuestos:

  • Cuando el adoptado sea hijo del cónyuge del adoptante, y ello, aunque aquél cónyuge hubiera fallecido antes de producida la adopción.

  • Capacidad para adoptar

    Las personas que soliciten la adopción de un menor deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Estar en pleno ejercicio de los derechos civiles, esto es, no haber sido incapacitado judicialmente.

  • Ser mayor de 25 años. En las adopciones solicitadas por matrimonios o parejas de hecho de forma conjunta basta con que uno de ellos haya alcanzado dicha edad. En todo caso, el adoptante habrá de tener, por lo menos, catorce años más que el adoptado.

  • Poseer unas condiciones psico-pedagógicas y socio-económicas (que el medio familiar reúna las condiciones adecuadas para la atención del menor respecto a su salud física y psíquica) que lleven a considerar a los adoptantes o adoptante como persona idónea para el ejercicio de la patria potestad.

  • En el caso de personas que convivan habitualmente de hecho, para la adopción conjunta, es necesario que exista una relación heterosexual, estable y positiva.

  • Que exista voluntad compartida por parte de ambos en el caso de ser cónyuges o parejas de hecho.

  • Capacidad para ser adoptado

    Pueden ser adoptados los menores no emancipados. Por excepción, pueden ser adoptados los emancipados o mayores de edad si inmediatamente antes de la emancipación o de alcanzar la mayoría de edad ha existido una situación de acogimiento o convivencia sin interrupción, iniciada antes de que la persona a adoptar cumpliera los 14 años de edad. Para que pueda llevarse a cabo la adopción, el menor debe encontrarse en alguna de las siguientes situaciones:

    · Sus padres han sido privados de la patria potestad  por un Juez.

    · Sus padres han prestado su conformidad a la adopción. En el caso de los recién nacidos es necesario que transcurra un mínimo de 30 días desde el nacimiento y es requisito imprescindible la conformidad de los padres.

    · Si su filiación es desconocida (en los casos en que el menor ha sido abandonado y se desconoce quiénes son sus padres). Si el abandono se ha producido en el momento del parto, la ley exige que, antes de proceder a su adopción, haya transcurrido un periodo de 30 días sin que la madre reclame al menor.

    No podrán ser adoptados:

  • Los descendientes (por ejemplo, un abuelo no podrá adoptar a sus nietos).

  • Los parientes en segundo grado de la línea colateral por consanguinidad o afinidad (por ejemplo, no se puede adoptar a un hermano o a un cuñado).

  • A un pupilo por su tutor hasta que haya sido aprobada definitivamente la cuenta general justificada de la tutela.

  • Fuera de la adopción por ambos cónyuges o pareja de hecho heterosexual, nadie puede ser adoptado por más de una persona.

  • En caso de muerte del adoptante es posible una nueva adopción del adoptado.

    Privación de la patria potestad a los padres adoptivos

    Al igual que ocurre respecto a los padres biológicos, el Juez, a petición del Ministerio Fiscal, del adoptado o de su representante legal, acordará que el adoptante que hubiere incurrido en causa de privación de la patria potestad (por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma o dictada en causa criminal o matrimonial), quede excluido de las funciones tuitivas y de los derechos que por ley le correspondan respecto del adoptado o sus descendientes, o en sus herencias.  En el supuesto anterior, e igual que acontece con el hijo biológico, el adoptivo, si hubiera alcanzado la mayoría de edad o hubiera sido emancipado, sólo él podrá pedir la exclusión del padre-madre adoptivo, dentro de los dos años siguientes a haber cumplido los 18 años o haber obtenido la emancipación. Dejarán de producir efecto estas restricciones si el hijo, con plena capacidad, así lo decidiera.

    La adopción es irrevocable, solamente se puede extinguir en vía judicial cuando así lo solicite el padre o la madre biológicos que no hubieran prestado su asentimiento en el procedimiento de adopción por alguna causa ajena a su voluntad, debiendo presentarse la demanda judicial para revocar la adopción dentro de los dos años siguientes a la constitución de la misma, sin que pueda concederse si la extinción de la adopción fuera a causar graves perjuicios al menor.

    Tramitación

    Los trámites para realizar una adopción son los siguientes:

    a) Solicitud:

    Los interesados deberán presentar una solicitud ante el correspondiente Servicio de Protección de Menores de su Comunidad Autónoma para informarse de los requisitos necesarios. Algunas Comunidades Autónomas con competencias en Protección de Menores disponen de normativa propia referente a esta cuestión. A esta solicitud de adopción deberá acompañarse la siguiente documentación:

  • Certificado de nacimiento.

  • Certificado de antecedentes penales.

  • Declaración de la renta y, en su caso, patrimonio.

  • Una vez presentada la solicitud de adopción en el registro de adopciones de la Comunidad Autónoma de residencia, se abre un periodo de espera para su valoración. El proceso de valoración se lleva a cabo mediante una serie de entrevistas, visitas domiciliarias y la presentación de cierta documentación. Las autoridades estudiarán el caso hasta que decidan conceder o rechazar la idoneidad de los solicitantes.

    b) Propuesta previa de adopción:

    La entidad pública correspondiente iniciará el expediente de propuesta previa de adopción. En esta propuesta se hará constar, según las circunstancias, el adoptante que se considere más adecuado para ejercer la patria potestad sobre el menor además de sus circunstancias personales, económicas y sociales, con mención expresa de las relaciones que el adoptante pueda tener con el menor. Esta propuesta previa se remitirá a la autoridad judicial. La propuesta previa por la entidad pública no será necesaria, pudiendo el adoptante o adoptantes solicitar la adopción directamente ante el órgano judicial cuando se trate de:

  • La adopción de un niño huérfano y pariente de tercer grado de consanguinidad o afinidad, por ejemplo, un sobrino.

  • La adopción del hijo del cónyuge.

  • Cuando el menor lleve acogido en forma preadoptiva por el adoptante más de un año o haya permanecido durante este mismo tiempo bajo su tutela.

  • El adoptado sea mayor de edad o menor emancipado, y lleve conviviendo con el adoptante ininterrumpidamente desde antes de cumplir los catorce años.

  • c) Consentimiento y asentimiento de la adopción:

    Habrán de consentir la adopción, en presencia del Juez las siguientes personas:

  • El adoptante o adoptantes en caso de que la adopción se hiciera por ambos cónyuges o miembros de la pareja,

  • El adoptado mayor de doce años.

  • Sin estos consentimientos, el Juez no dará lugar a la adopción. En los supuestos de que el adoptando sea huérfano y pariente del adoptante en tercer grado por consanguinidad o afinidad, o sea hijo del consorte del adoptante o lleve más de un año acogido legalmente bajo la medida de un acogimiento preadoptivo o hubiere estado bajo su tutela por el mismo tiempo podrá constituirse la adopción, aunque el adoptante hubiere fallecido, si éste hubiese prestado ya ante el Juez su consentimiento. En este caso los efectos de la adopción se retrotraerán a la fecha en que el adoptante fallecido hubiera prestado su consentimiento.

    Asentimiento de la adopción:

    Deberán asentir a la adopción:

  • ·El cónyuge del adoptante (cuando la adopción se hiciera por uno sólo de los miembros del matrimonio). No será necesario este asentimiento si están separados legalmente por sentencia firme de separación o estuvieran separados de hecho por mutuo acuerdo que conste fehacientemente.

  • Los padres del adoptado no emancipado, si éstos no se encuentran privados de su patria potestad por sentencia firme o están incursos en causa legal para tal privación.

  • El asentimiento a la adopción que hayan de prestar el cónyuge del adoptante y los padres del adoptando habrá de formalizarse bien antes de la propuesta, ante la correspondiente entidad, bien en documento público, bien por comparecencia ante el Juez.

    Si cuando se presenta la propuesta o solicitud de adopción hubieren transcurrido más de seis meses desde que se prestó el asentimiento, será necesario que éste sea renovado ante el Juez.

    No será necesario el asentimiento cuando los que deban prestarlo se encuentren imposibilitados para ello, imposibilidad que se apreciará motivadamente en la resolución judicial que constituya la adopción. El asentimiento de la madre no podrá prestarse hasta que hayan transcurrido treinta días desde el parto.

    Los padres que pretendan que se reconozca la necesidad de su asentimiento para la adopción deberán hacer uso del procedimiento para ello establecido en el art. 781 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

    Deberán ser simplemente oídos por el Juez:

  • Los padres del adoptado que no hayan sido privados de la patria potestad, cuando su asentimiento no sea necesario para la adopción (no es necesario este asentimiento si el adoptando fuera mayor de edad o emancipado).

  • El tutor y, en su caso, el guardador o guardadores.

  • El adoptando menor de doce años, si tuviere suficiente juicio.

  • La entidad pública, a fin de apreciar la idoneidad del adoptante, cuando el adoptando lleve más de un año acogido legalmente por aquél.

  • d) Resolución:

    Tras la tramitación del procedimiento judicial, el Juez, previa valoración de la documentación e informe del Fiscal, dictará una resolución en la que, si lo considera oportuno para el interés del menor, se pronunciará dando lugar a la adopción.

    Dicha resolución se deberá inscribir en el Registro Civil donde estuviera inscrito el nacimiento del adoptado. La adopción se inscribirá al margen del folio registral en el que constara el nacimiento.

    Mediante la Instrucción de 15 de febrero de 1999, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre constancia registral de la adopción, se permite a los padres adoptivos el solicitar mediante una simple comparecencia ante el Juez encargado del Registro Civil, antes de que el hijo adoptado hubiera alcanzado la mayoría de edad, el que se cancele formalmente la inscripción de nacimiento anterior a la adopción y que se extienda una nueva inscripción en la que únicamente consten los datos del nacimiento y los relativos a los nuevos padres. En esta nueva inscripción y en una casilla destinada a observaciones figurará el libro, folio y página de la inscripción anterior de la cual únicamente se expedirá certificación a los padres adoptivos, al hijo mayor de edad y a las personas que el Juez del Registro Civil hubiera autorizado expresamente. De esta forma, y en el caso de que se solicitara una certificación literal de nacimiento, salvo que expresamente, y por los legitimados para ello, se pidiera que la misma se refiera a la inscripción formalmente cancelada, la certificación a expedir no dará cuenta alguna de la adopción en su día practicada.

    La declaración de idoneidad, valorada por la entidad pública de cada CCAA, viene expresamente recogida en el artículo 176 del CC. La declaración de idoneidad declara a los padres aptos y adecuados para el ejercicio de la paternidad o maternidad adoptiva, en beneficio del menor que será su hijo. Se debe tener presente, que en la adopción, el interés de los niños goza de absoluta primacía frente a otros intereses diversos y también legítimos (de los padres biológicos, de los padres adoptivos, etc.) que coexisten en el procedimiento, tal como consta en la legislación vigente. En líneas generales, se tienen en cuenta los siguientes criterios:

  • Existencia de motivación adecuada y compartida para el acogimiento preadoptivo o para la adopción.

  • Disponer de la suficiente capacidad afectiva.

  • Ausencia de enfermedades y/o discapacidades físicas o psíquicas que por sus características o evolución impidan o puedan impedir prestar la debida atención al menor.

  • Estabilidad familiar y madurez emocional de los solicitantes.

  • La aceptación del acogimiento familiar preadoptivo o la adopción por parte del resto de las personas que convivan con ellos.

  • Capacidad de aceptación de la custodia personal del menor y de sus especiales necesidades, en su caso.

  • Habilidades personales para abordar las situaciones nuevas que se puedan producir como consecuencia de la relación con el menor.

  • Apoyo social que puedan recibir por parte de la familia extensa u otros.

  • Disponibilidad de tiempo para la educación y cuidado del menor, ponderándose su actitud positiva y flexible.

  • Actitud positiva y disponibilidad para el seguimiento y orientación en el proceso de integración del menor y la familia.

  • La disposición de medios de vida estables y suficientes.

  • Condiciones adecuadas de habitabilidad de la vivienda e infraestructura del hábitat.

  • Nivel de integración social de la familia.

  • Capacidad de aceptación de diferencias étnicas, culturales y sociales de los menores.

  • Adecuación entre la edad de los interesados y la de los menores que están dispuestos a adoptar.

  • En los casos de infertilidad o esterilidad, tener una vivienda madura y aceptación de esta circunstancia.

  • Capacidad para revelar al menor la condición de adoptado y respaldar la búsqueda de sus orígenes.

En el siguiente post veremos la regulación legal de la adopción internacional y expondremos los trámites necesarios para poder adoptar un niño en China. 

1 comentario:

  1. hey there and thank you for your information – I have definitely
    picked up anything new from right here. I did however expertise some technical points using this
    website, as I experienced to reload the site a lot of times previous to I could get
    it to load properly. I had been wondering if your web
    hosting is OK? Not that I am complaining, but sluggish loading instances times will very frequently affect your placement in google and can damage your high quality score if advertising and marketing
    with Adwords. Anyway I am adding this RSS to my
    e-mail and can look out for much more of your respective exciting content.
    Ensure that you update this again very soon.



    Here is my blog - referral code for iherb

    ResponderEliminar


Normas Para Comentar

1.-Utiliza el buscador para encontrar cualquier contenido alojado en el blog. 2.-Todos los comentarios son supervisados por el administrador del blog. 3.-Si quieres preguntar o realizar cualquier consulta en los comentarios, asegúrate que la misma guarda relación con la entrada publicada. 4.-Intentar exponer brevemente la consulta de forma clara y ordenada. 5.-Si prefieres mandar un email, situado en la pestaña contacto, intenta exponer la consulta de forma clara y ordenada y aportando los hechos necesarios para su comprensión. 6.-Queda terminantemente prohibido el uso incorrecto del lenguaje ni el empleo de lenguaje SMS. No escribas con mayúsculas. 7.-Queda terminantemente prohibido el SPAM. Este sitio usa la etiqueta “rel=”nofollow” a todos los enlaces externos. 8.-Si no se cumplen estrictamente estas normas el comentario será ignorado y/o borrado. Respetando estas normas ganamos todos, conseguimos un mayor orden y ayuda para los nuevos visitantes. Gracias por tu comprensión.