15 de diciembre de 2008

// // Dejar un Comentario

Los caracteres del Derecho Civil: Derecho Privado y Derecho Supletorio





Entre otros, dos caracteres son tradicionalmente atribuidos al Derecho Civil: En primer lugar, su carácter de Derecho Privado y, en segundo lugar, su carácter de Derecho Común.

El Derecho Civil es, sin duda, el sector sistemático del Derecho referente a la esfera de poder de la persona. Esta afirmación presupone la admisión dos conjuntos sistemáticos bien diferenciables: el Derecho Privado y el Derecho Público. Esta división clásica fue postulada, hace siglos, por Ulpiano que consagró semejante división en un pasaje posteriormente recogido en el Digesto: “Ius publicum est quod ad statum rei romanae spectat; privatum quod ad singulorum utilitatem pertinet” (D. 1,1,1,2).

Ahora bien, esta distinción propiciada por Ulpiano y por la etapa posterior de la codificación resulta ser meramente instrumental, ya que los principios fundamentales del Ordenamiento Jurídico se aplican al conjunto del sistema jurídico, sin distinción de sectores sistemáticos. Un buen ejemplo de este carácter instrumental, lo podemos encontrar en la Constitución Española, que en ningún momento, a lo largo de su redacción, utiliza la calificación de Derecho Privado o Derecho Público.

Sin embargo, este desconocimiento constitucional de la distinción entre la esfera pública o privada del Derecho no presupone la ocultación de una tradición histórica que arroja, aún hoy, un cierto interés teórico-práctico.

La tradición histórico-jurídica del Derecho Privado es mucha más densa y perfilada que la del moderno Derecho Público, de conformación más reciente. Así, en términos generales las reglas jurídico-privadas suelen participar de un cierto carácter de reglas dispositivas, frente a las normas de ius cogens, más propias del Derecho Público. Asimismo la naturaleza de las distintas normas es un fundamento claro de la actual distinción. Los principios básicos del Derecho Civil y Mercantil se basan en el equilibrio en las relaciones que establecen los particulares y en el principio de autonomía privada de éstas. Estos principios, por el contrario se encuentran ausentes del Derecho Público. Por esta razón, no es extraño que uno de los elementos que mejor describe al Derecho Público es la presencia de sujetos de derechos revestidos de especiales potestades o facultades. En este sentido, se afirma tradicionalmente, que el Estado, las Administraciones Públicas y los diferentes entes públicos gozan de imperium, es decir, de una posición especialmente legitimada que debe sobreponerse sobre los intereses de los particulares.

Tras la exposición del carácter Privado del Derecho Civil, sería conveniente destacar el carácter de Derecho Común, atribuido tradicionalmente al Derecho Civil.

Con la expresión Derecho Común se pretende poner de manifiesto dos cuestiones no coincidentes:

  1. Que el Derecho Civil, desde un punto de vista histórico, fue el tronco común de conjuntos normativos que posteriormente se han disgregado de aquél. V.gr. el Derecho Mercantil o el Derecho Laboral o del Trabajo.
  1. Que el Derecho Civil se encontraba formado desde el momento de la codificación por tres elementos o sectores normativos diferentes: el Código Civil, las leyes especiales y los Derechos forales.

La función características de Derecho Común, esto es, de servir de Derecho supletorio, vino atribuida en la redacción originaria del Código Civil a dicho cuerpo legal. Una plasmación práctica de esta afirmación, plenamente admitida por la Doctrina del Siglo XIX y XX, es considerar que, respecto de las regiones formales (hoy CCAA), el Código Civil regía como un derecho supletorio en defecto de lo previsto por las leyes especiales. Y, por otra parte, en el extinto artículo 16 se establecía que en las materias que se rijan por las leyes especiales, la deficiencia de éstas se suplirá por las disposiciones del Código Civil.

Sin embargo, tras la reforma del Código Civil de 1974 (el RD 1836/1974, de 31 de mayo, modificó el Título Preliminar del CC) el tema de la supletoriedad del CC fue replanteado. Así, el actual artículo 4.3 del CC dispone que:

“. (…) Las disposiciones de este Código se aplicarán como supletorias en las materias regidas por otras Leyes.”

Por voluntad del legislador, este precepto omite la antigua calificación de leyes especiales. De la redacción de este precepto, parte de la Doctrina ha extraído la idea de que las leyes extra-codificadas no pueden ser consideradas, de forma automática, como leyes especiales y, que por consiguiente, el Código Civil ha dejado de tener en exclusiva la función de Derecho Común.

Sin embargo, esta tesis no se puede sustentar si atendemos a la exposición de motivos del RD de 1974 cuando afirma que:

“(…) El otro procedimiento integrador esta constituido por el derecho supletorio, función que, siguiendo la línea del anterior artículo 16, corresponde al Código Civil, exponente todavía de los principales rasgos caracterizadores del derecho común, como lo prueba el propio contenido del Título Preliminar (…)”.

Technorati Tags: ,,,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Normas Para Comentar

1.-Utiliza el buscador para encontrar cualquier contenido alojado en el blog. 2.-Todos los comentarios son supervisados por el administrador del blog. 3.-Si quieres preguntar o realizar cualquier consulta en los comentarios, asegúrate que la misma guarda relación con la entrada publicada. 4.-Intentar exponer brevemente la consulta de forma clara y ordenada. 5.-Si prefieres mandar un email, situado en la pestaña contacto, intenta exponer la consulta de forma clara y ordenada y aportando los hechos necesarios para su comprensión. 6.-Queda terminantemente prohibido el uso incorrecto del lenguaje ni el empleo de lenguaje SMS. No escribas con mayúsculas. 7.-Queda terminantemente prohibido el SPAM. Este sitio usa la etiqueta “rel=”nofollow” a todos los enlaces externos. 8.-Si no se cumplen estrictamente estas normas el comentario será ignorado y/o borrado. Respetando estas normas ganamos todos, conseguimos un mayor orden y ayuda para los nuevos visitantes. Gracias por tu comprensión.