29 de octubre de 2008

// // Dejar un Comentario

La regulación legal de la conmoriencia





I.- La exegesis del término conmoriencia

De todos es sobradamente conocido que nuestro Derecho Civil tiene hundida su raíz en las profundidades del Derecho Romano. El Derecho Romano es el padre de la inmensa mayoría de nuestras figuras jurídicas civiles. Una de estas figuras o instituciones jurídicas es la conmoriencia. Para intentar comprender este término, anclado en sede del Derecho Sucesorio, vamos a partir de una transcripción del Digesto.

Ulpiano, Digesto 24, 1, 32, 14 define la conmoriencia de la siguiente forma:


“Si ambos, el donante y el donatario, cayeron en poder de los enemigos ¿qué diremos? Veamos primero el caso de que hubiesen muerto juntos. La propuesta imperial no quería que valiera la donación si hubiera muerto antes el donatario; por lo tanto ¿qué diremos si hubieran muerto juntos, por ejemplo, en un naufragio, derrumbamiento o incendio? Si pudiera probarse quién murió antes, la cuestión no tiene dificultad, pero si esto no es posible, resulta difícil. Pienso que es mejor que haya sido válida la donación, y lo defendemos basándonos en estas palabras de la propuesta imperial; dice, en efecto, ésta «si hubiera muerto antes el donatario», pero no parece haber muerto el donatario cuando ambos murieron al mismo tiempo. Por ende, se dirá con muchísima razón que ambas donaciones son válidas si acaso hubieren muerto a la vez los que se habían hecho donaciones recíprocas, pues ninguno de ellos había sobrevivido al otro, aunque la propuesta imperial no haya pensado en los conmorientes; como ninguno de los dos sobrevivió al otro, valdrán las donaciones recíprocas; también acerca de las donaciones a causa de muerte sería consecuente decir que no se dará la condición a ninguno, sino que dejan ambos a sus herederos con el lucro de las respectivas donaciones. Conforme a esto, si los dos fueron apresados por los enemigos y ambos hubieran muerto en esa situación, aunque no a la vez ¿nos atendremos al momento de ser hechos prisioneros, para decir que las donaciones son válidas, como si hubiesen muerto a la vez? ¿Diremos que no vale ninguna de las dos donaciones porque el matrimonio se disolvió en vida de ambos? ¿Tendremos en consideración quién hubiera muerto antes para que no valga la donación que se le hizo? ¿O esperaremos a ver cuál regresa del cautiverio para que valga su donación? Mi opinión es que si no regresaron del cautiverio, debe atenderse al momento de caer en cautiverio, como si hubiesen muerto en ese momento, y si alguno de ellos hubiera regresado, se entiende que él fue el superviviente, pues regresó.”(1)

II.- La regulación legal de la conmoriencia en nuestro Código Civil

Atendiendo a una atenta lectura del texto de Ulpiano podemos extraer una primera aproximación del término conmoriencia. La conmoriencia se produce cuando mueren dos personas y no está determinado quien de esas dos personas murió primero, ya sea, por causa de un accidente (incendio, naufragio,etc...) o en el caso de que esas dos personas hubiesen sido apresadas en tiempos de guerra.

En determinadas ocasiones la ley puede exigir, para que se produzca la transmisión de derechos, que el adquirente sobreviva al transmitente (sucesión mortis causa). En los supuestos en que la supervivencia es un requisito para la adquisición de un derecho, se pueden dar situaciones en las que no se puede probar el orden de los fallecimientos, pues se ignora el momento exacto en que pereció cada uno de ellos, se plantea la cuestión de sí murieron sucesivamente, sobreviviendo de una a otra (premoriencia), o murieran sucesivamente (comoriencia).

En nuestro ordenamiento jurídico se indica en el artículo 33 del Código Civil que si existiere alguna duda, la persona que sostenga la muerte de uno o de otro debe probarla. A falta de prueba se presumen muertas al mismo tiempo y no tiene lugar la transmisión.

Efectivamente, en algunos supuestos resulta extremadamente difícil la determinación de la supervivencia del heredero en los que un mismo acontecimiento determina la muerte simultánea de dos o más personas con derecho recíproco a sucederse. Pensemos en los casos de un naufragio, un terremoto o incluso, mucho más habitual, un accidente de circulación.

La regulación legal que realiza nuestro Código Civil exige que se pruebe con los medios ordinarios de prueba, establecidos en este texto legal y en la Ley de Enjuiciamiento Civil, que persona ha fallecido antes y a falta de esta prueba, sienta la presunción de la muerte de ambas.

De la regulación del Código Civil se presume que no es necesario que la simultaneidad en la muerte haya tenido que ser provocada por un mismo hecho. Pensemos en un padre que fallece de muerte natural y su hijo en un accidente de circulación a la misma hora. Por ello, en aras de mantener operativa la sucesión hereditaria debe probarse fehacientemente la supervivencia del eventual sucesor.

Para finalizar este breve posteo, concluir que la conmoriencia o  comoriencia exige:

1. La existencia de dos o más personas llamadas a sucederse.

2. La existencia de una duda respecto de quien a muerto primero y, por consiguiente, la simultaneidad del hecho que produjo las muertes.

________________________________________________

(1) Fuentes: Sobre la exegesis del término Conmoriencia, vid Llos-sui-iuris.wikispaces

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Normas Para Comentar

1.-Utiliza el buscador para encontrar cualquier contenido alojado en el blog. 2.-Todos los comentarios son supervisados por el administrador del blog. 3.-Si quieres preguntar o realizar cualquier consulta en los comentarios, asegúrate que la misma guarda relación con la entrada publicada. 4.-Intentar exponer brevemente la consulta de forma clara y ordenada. 5.-Si prefieres mandar un email, situado en la pestaña contacto, intenta exponer la consulta de forma clara y ordenada y aportando los hechos necesarios para su comprensión. 6.-Queda terminantemente prohibido el uso incorrecto del lenguaje ni el empleo de lenguaje SMS. No escribas con mayúsculas. 7.-Queda terminantemente prohibido el SPAM. Este sitio usa la etiqueta “rel=”nofollow” a todos los enlaces externos. 8.-Si no se cumplen estrictamente estas normas el comentario será ignorado y/o borrado. Respetando estas normas ganamos todos, conseguimos un mayor orden y ayuda para los nuevos visitantes. Gracias por tu comprensión.