23 de junio de 2008

// // Dejar un Comentario

La institución de los Herederos. Los Legatarios. Requisitos formales.





I.- Los Herederos y los Legatarios.

Uno de los pilares básicos en los que se asienta el Derecho Hereditario es el Derecho a la herencia, que tiene su apoyo legal en la Constitución Española y en el Código Civil, concretamente en su artículo 659 al disponer que “la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona, que no se extingan por su muerte”. El Derecho hereditario se fundamenta en la institución del heredero y del legatario. Los sucesores mortis causa han de tener una u otra condición – aunque el prelegado puede sumar ambas-. Así lo dispone el artículo 668 del Código Civil, en su primer párrafo, al disponer que “el testador puede disponer de sus bienes a título de herencia o de legado”. Por otro lado, el artículo 660 afirma que “llámase heredero al que sucede a título universal y legatario al que sucede a título particular.” De todo ello se deduce que las personas designadas como herederos asumen la sucesión en la titularidad de todos los bienes y derechos del causante, pero también responden de las deudas y cargas hereditarias. Frente al heredero el legatario es un mero sucesor a título particular, que no responde de las deudas hereditarias.

Habiéndose aclarado a prima facie los conceptos de herederos y legatarios, al fallecer una persona, como ya mencionamos en el post anterior, puede ocurrir que haya previsto la transmisión mortis causa de sus bienes y derechos mediante una disposición testamentaria o no. La interpretación del contenido de esta disposición testamentaria es fundamental e indispensable para conocer la verdadera voluntad del testador. Ella identificará y determinará con mayor o menor fortuna quienes son llamados a la herencia en calidad de herederos o de legatarios. Teniendo en cuenta que el testamento es un acto formal, personal y solemne que está sujeto a una serie de requisitos formales que condicionan la validez del mismo. Solo se considera válido él último testamento otorgado por el causante que se ajuste a los requisitos exigidos en la Ley.

Por tanto, será la última y válida voluntad del testador quien determinará quienes son llamados como herederos o legatarios o, en defecto de éstos, y a falta de disposición testamentaria, la ley. En todo caso es interesante conocer que la labor interpretativa de la voluntad del testador es un instrumento jurídico indispensable para averiguar los deseos del causante en caso de duda. Por ello recalcaba a comienzo del anterior artículo la necesidad de contar con el asesoramiento de los profesionales del derecho, incluso en la redacción del testamento, pues las disposiciones testamentarias son tan sui generis, que, en ocasiones es difícil entender el lenguaje o la simple escritura del mismo.

II.- Requisitos legales.

Los herederos suceden a título universal, como hemos indicado anteriormente. Esto quiere decir que el heredero se sucede en las titularidades activas del causante y en el conjunto de posiciones pasivas que afectaban a éste hasta el momento de su muerte. Sin embargo, para que se pueda producir esta transmisión hace falta cumplir previamente una serie de trámites y requisitos legales, debiéndose saber que antes de la realización de los mismos no se puede vender mediante escritura pública ninguno de los bienes que conforman el caudal relicto, ni obtener frutos y rentas ni disponer del dinero metálico que haya depositado en las cuentas corrientes o cualquier otro depósito obrante en Bancos o Cajas de Ahorro. Es decir, que no se puede realizar ningún negocio jurídico y dotarlo de publicidad formal.

1.- Obtención de los documentos necesarios.

a) El certificado de defunción: se consigue en el Registro Civil de la localidad donde se produjo el fallecimiento (aunque sea distinto del domicilio habitual del fallecido). El Registro Civil se suele llevar en los juzgados de cada localidad o en el Ayuntamiento (Juzgado de Paz). Suele agilizar la búsqueda el presentar el Libro de Familia, y conviene pedir seis ejemplares para los distintos trámites.

b) El certificado del Registro de Actos de Última Voluntad: para ver si una persona ha hecho testamento, y si lo ha hecho, para conocer dónde y cuándo hizo el último. Para conseguir este certificado hace falta aportar el certificado de defunción y presentar o mandar al Ministerio de Justicia un impreso que venden en los estancos. También se lo pueden pedir a través del despacho del Notario.

c) Si hay testamento: Si del certificado anterior resulta que hay testamento, hay que pedir una copia auténtica en el despacho del Notario donde se hizo (la copia que se entrega al testador no es suficiente). - ¿Quién puede pedir copia del testamento?: sólo las personas que según el mismo tengan algún derecho en la herencia, los herederos forzosos, o los que tendrían derecho a la herencia si no hubiera testamento. - ¿Cómo?: yendo personalmente al despacho del Notario con su D.N.I. donde se hizo o mandando una carta con firma legitimada por el Notario de su localidad o que usted conozca. Este Notario le preparará todo, e incluso le redactará la carta de petición.

d) Si no hay testamento: Habrá que hacer la declaración de herederos, notarial o judicial según los casos, como antes se dijo en otro post de este blog. LEER POST.  Una vez que se tiene la copia auténtica del testamento o la declaración de herederos, se sabe quienes tienen derechos en la herencia y qué derechos tienen, y ya se puede hacer la partición.

En el siguiente artículo nos abocaremos de lleno en el tema de la partición hereditaria.

Para todos aquellos que celebren San Juan felicidades. Y cuidado con los petardos que os quiero ver de vuelta en perfecto estado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Normas Para Comentar

1.-Utiliza el buscador para encontrar cualquier contenido alojado en el blog. 2.-Todos los comentarios son supervisados por el administrador del blog. 3.-Si quieres preguntar o realizar cualquier consulta en los comentarios, asegúrate que la misma guarda relación con la entrada publicada. 4.-Intentar exponer brevemente la consulta de forma clara y ordenada. 5.-Si prefieres mandar un email, situado en la pestaña contacto, intenta exponer la consulta de forma clara y ordenada y aportando los hechos necesarios para su comprensión. 6.-Queda terminantemente prohibido el uso incorrecto del lenguaje ni el empleo de lenguaje SMS. No escribas con mayúsculas. 7.-Queda terminantemente prohibido el SPAM. Este sitio usa la etiqueta “rel=”nofollow” a todos los enlaces externos. 8.-Si no se cumplen estrictamente estas normas el comentario será ignorado y/o borrado. Respetando estas normas ganamos todos, conseguimos un mayor orden y ayuda para los nuevos visitantes. Gracias por tu comprensión.